Centro de planchado, vaporizador o plancha traducional: nuestros consejos

Elegir el equipo de planchado adecuado no sólo consiste en elegir el accesorio más eficiente, sino también en seleccionar el equipo más adecuado para sus necesidades. Los centros de planchado, vaporizadores o planchas tradicionales tienen sus ventajas, pero también sus inconvenientes Deben elegirse con esmero para que sea más fácil cuidar su ropa y llevar a cabo las tareas domésticas diarias.  ¿Cuál es la diferencia entre una plancha tradicional, una placha de vapor y un centro de planchado? Aunque la diferencia entre una plancha tradicional y una plancha de vapor parece obvia, puede resultar más difícil distinguir una plancha tradicional y el centro de planchado. Sin embargo, cada modelo tiene sus propias especificidades. Centro de vapor, plancha de vapor o plancha tradicional: bases similares Los tres aparatos disponen de un depósito de agua para generar vapor. El vapor agiliza el planchado al hidratar las fibras para favorecer la eliminación de las arrugas.  Centro de vapor, plancha de vapor o plancha tradicional también pueden tener una suela con un tipo de revestimiento diferente (acero inoxidable, cerámica, etc.) según el modelo. La suela conduce el calor y su forma, puntiaguda o redondeada, puede facilitar el planchado de determinadas zonas. Pero las similitudes terminan ahí. Planchado vertical, horizontal y vapor de alta presión... las diferencias son significativas. Conectados a un recipiente a presión, la plancha de vapor y el centro de planchado generan vapor de alta presión, mientras que la plancha tradicional no dispone de esta tecnología. El centro de planchado y la plancha tradicional permiten planchar en horizontal sobre una tabla de planchar. La plancha de vapor o vaporizador está diseñada para el planchado vertical en una percha.  Plancha tradicional, plancha de vapor o centro de planchado, la diferencia también se halla en las características especiales de cada modelo. Un dispositivo básico no tendrá tantas funciones como un accesorio diseñado para profesionales.  Centro de planchado, plancha de vapor o plancha tradicional: ¿cuáles son las ventajas e inconvenientes de cada aparato?  Cada aparato tiene sus cualidades y defectos. Elegir el accesorio de planchado adecuado significa sobre todo encontrar el modelo adaptado para sus necesidades y hábitos.  La plancha tradicional: fácil de vivir y barata Eterna, la plancha tradicional se va modernizando. Ahora existen modelos inalámbricos y otros con funciones avanzadas que ayudan a preservar los tejidos delicados.  Sus puntos fuertes: Fácil de manejar, ligera y portátil, la plancha tradicional no es engorrosa. Se puede guardar y sacar de su espacio de almacenamiento en un abrir y cerrar de ojos. Sólo hace falta enchufarla y está lista para el uso. A diferencia del centro de planchado, la plancha no tiene depósito. No es necesario esperar a que el dispositivo acumule presión. Este accesorio de uso cotidiano también tiene la ventaja de ser más barato que sus competidores.  Puntos flacos: A pesar de sus numerosas ventajas, se considera que la plancha tradicional es menos eficaz que el centro de planchado. Esto significa que hay que planchar las arrugas rebeldes varias veces para lograr eliminarlas. Por tanto, la pérdida de tiempo puede ser considerable. Por último, está limitado el uso de vapor en este tipo de modelos, por lo que el riesgo de quemar o dañar la ropa es mayor que con otros aparatos. ¿Para quién? Las planchas de vapor o las planchas tradicionales son ideales para las personas que sólo necesitan planchar unas pocas prendas. También son adecuadas para las personas que tienen prisa y quieren refrescar una prenda rápidamente por la mañana.  Centro de planchado: eficacia y precisión Con su depósito presurizado, el centro de planchado propulsa vapor a alta presión para eliminar las arrugas más rebeldes.  Sus puntos fuertes: La mayor ventaja del centro de planchado es su eficacia Permite aflojar perfectamente todo tipo de tejidos, incluso los más gruesos, en una sola pasada. Su elevado caudal de vapor facilita el planchado y ahorra mucho tiempo. Por último, su gran depósito ofrece una buena autonomía. Puntos flacos: El centro de planchado puede ser más pesado y engorroso que un vaporizador o una plancha tradicional. También es más caro que una plancha convencional y su tiempo de calentamiento puede resultar largo.  ¿Para quién? Para familias numerosas y personas con mucha ropa particularmente difícil de planchar.  La plancha de vapor: rapidez y facilidad de uso   La plancha de vapor atrae tanto a particulares como a profesionales porque es fácil de usar y se aprende rápido a manejarla. Sus puntos fuertes:  Fácil de manejar, agradable de usar, la plancha de vapor permite planchar la ropa en vertical. Los modelos están disponibles en tamaño de viaje, ideal para las personas que viajan con regularidad. No requiere una tabla de planchar. La prenda se coloca en una percha para un planchado relámpago. El vapor de alta velocidad no daña los tejidos delicados y mantiene la ropa fresca durante mucho tiempo.  Puntos flacos:  La plancha de vapor o la plancha tradicional no permiten lograr resultados tan precisos como un centro de planchado en la ropa especialmente arrugada. Aunque su uso sea más cómodo que el de una plancha tradicional a vapor, la plancha de vapor también puede resultar más cara dependiendo del modelo elegido.  ¿Para quién?  Para las personas que tienen prisa y quieren refrescar su ropa rápidamente por la mañana, para las que no soportan la tarea de planchar y buscan un aparato fácil de manejar y cómodo. La plancha de vapor también puede utilizarse como complemento de una plancha tradicional o un centro de planchado y puede ser utilizado por profesionales de la moda dueños de una tienda de prêt-à-porter.  ¿Cómo elegir entre un centro de planchado, una plancha de vapor o una plancha tradicional? Planchas tradicionales, planchas de vapor o centros de planchado no sólo se distinguen por su precio y eficacia. Su facilidad de uso en la vida cotidiana también debe guiar su elección.  ¿Puede una plancha de vapor sustituir a la plancha tradicional?  La diferencia entre plancha de vapor o vaporizador y plancha tradicional es bastante obvia, una permite planchar en vertical mientras que la otra opera en horizontal, pero sus resultados no lo son tanto. Las planchas de vapor son cada vez más sofisticadas. Por lo tanto, se está reduciendo la diferencia de eficiencia entre ambos. ¿Pueden sustituirse la plancha de vapor y la plancha tradicional?  La respuesta es que sí, si no necesita un planchado tan preciso como el que ofrece un centro de planchado.  Planchado vertical: ¿centro de planchado o plancha de vapor vertical? Tanto el centro de planchado como el vaporizador o plancha de vapor permiten el planchado vertical. Se eliminan las arrugas de la prenda, colocada en una percha,gracias a la fuerza del vapor. Puede elegir entre planchar de pie o sentado(a) en una silla, lo que resulta ideal para las personas cansadas de planchar en una posición estática.  Sin embargo, hay que tener presente que el centro de planchado está diseñado principalmente para el planchado horizontal. Por lo tanto, para un planchado vertical rápido y fácil, es aconsejable optar por una plancha de vapor o vaporizador.  Centro de planchado, plancha de vapor o plancha tradicional: el veredicto final A la hora de planchar, el aparato idóneo no siempre es el que se piensa. ¡La plancha perfecta es la que realmente se utiliza! Debe facilitar la vida cotidiana, ofrecer resultados adaptados a las necesidades de cada uno(a) y, sobre todo, resultar placentero utilizarla cada día.  Un accesorio de planchado es una inversión de futuro que se amortiza rápidamente. Por lo tanto, es mejor elegir un modelo que sea agradable de usar, eficiente y de alta calidad si está dentro de su presupuesto.