Conservar la ropa durante más tiempo es posible

Imagínate mantener tu jersey de cachemira favorito o tu vestido preferido en buen estado.... Pues es posible y no es tan difícil como crees Evidentemente, elegir una prenda de calidad es primordial, pero una vez comprada, la ropa requiere al menos algunos cuidados para seguir luciendo bien. Buenas noticias, hay cosas sencillas que puedes hacer, hábitos que puedes poner en práctica en casa, para limitar los efectos del desgaste del tejido.


Volver a ponerme la camiseta...

Así es, una camiseta, una camisa, unos pantalones... No es necesario lavarlos cada vez que uno se los pone. La ropa no manchada en la que no se ha transpirado se puede volver a usar sin ningún problema. Si se ventila la prenda en una percha lo más posible después de usarla, y luego no se usa durante 2 días seguidos, es muy posible volver a usarla sin renunciar a una buena higiene. Tú decides el ritmo que más te conviene, pero ten en cuenta que cada vez que lo lavas, el tejido se debilita necesariamente. Sencillamente, cuanto menos lo laves, más tiempo lo conservarás.

Organiza y almacena mejor tu armario

Además de lavar con menos frecuencia y hacerlo mejor, la idea de proteger el tejido de tu ropa puede aplicarse en todas las fases de la manipulación de la ropa. Se trata de adquirir el hábito de poner la ropa del revés antes de aclararla, doblarla y guardarla. E incluso antes de colocarla en una silla, esté donde esté. Así se protege el material exterior de un roce excesivo. Y esto es especialmente cierto para toda tu ropa de lana. Por último, un armario bien ventilado en el que la ropa no esté tan apretada te permitirá mantenerla en las mejores condiciones.

El vapor es bueno para las fibras...

Por último, si te gusta llevar la ropa sin arrugas, lo mejor es utilizar el vapor. Un poco como después de un spa, la ropa sale muy bien planchada, y el vapor sublima los detalles que suelen ser frágiles (los pliegues de los pantalones, el encaje de un cuello, los ojales...). El vapor tiene la capacidad de eliminar las arrugas con suavidad, relaja las fibras de las prendas sin quemarlas ni aplastarlas. El uso del vapor también es un gran consejo para las camisas o pantalones que ya han sido usados, el vapor de la Minilys Plus, por ejemplo, refrescará la prenda y la suavizará.